“Nadie niega la importancia de estar vivos
y sin embargo olvidamos respirar,
tenemos miedo de movernos y somos temerosos de sentir.
Estar totalmente vivo es respirar en profundidad,
moverse libremente y sentirse plenamente”
(Lowen)